Alta dirección
Saber hacer, poder hacer y querer hacer...simplemente los mejores.

La alta dirección es la persona o equipo de personas que definen el éxito o el fracaso de las empresas. Es vital predicar con el ejemplo.

Esta persona o este selecto grupo de ejecutivos son responsables de toda la organización, de fijar las metas, los objetivos, los liderazgos, los rumbos. Aquí se origina el arte de establecer misiones y visiones, de establecer filosofías y valores. También es la responsable de prever, prevenir, planear, organizar, ejecutar y controlar todo el planteamiento estratégico empresarial. Estas posiciones deben estar dotadas de altas competencias para analizar e intuir información, establecer escenarios y tomar decisiones inteligentes y oportunas. Desde luego, hay que tener una visión amplia de los negocios, de los entornos, y fundamentalmente de los elementos de factor humano que realmente impactan a las organizaciones.

Es también la responsable directa de vigilar los principios empresariales, de vigilar que los colaboradores se adapten a la empresa y la empresa no se adapte a los colaboradores. Es desde luego, la encargada de delegar la autoridad compartiendo en mayor medida la responsabilidad de lo que delega. La alta dirección establece los principios operativos, y tiene la obligación de revisar de forma permanente las fuerzas, las debilidades, las amenazas y las oportunidades del entorno y del negocio en el que se desenvuelve.

La rentabilidad económica, el crecimiento constante, la innovación, la responsabilidad social, la estabilidad emocional y el desarrollo permanente de todos involucrados son sus principales funciones, todo operando bajo las reglas de la ética, la moral y el estado de derecho. La alta dirección es la responsable de crear la cultura empresarial.

La alta dirección aplica desde un estanquillo de la colonia hasta una enorme multinacional. Estas mismas herramientas deben ser utilizadas para guiar el rumbo de la familia y de la vida personal.

Alta dirección
Ramón Sendel
18 noviembre, 2019
Share this post
Seniority, la habilidad de la categoría y la madurez profesional
Poderosa herramienta de alta dirección para caminar con rumbo y jerarquía